El riesgo de los nuevos tiempos

El ritmo vertiginoso de la información hoy en día es tal que podemos estar al  tanto de la actualidad prácticamente en el momento en que sucede. Las redes sociales cada vez estan sustituyendo con mayor voracidad a los medios de comunicación tradicionales. Precisamente los acontecimientos políticos de las últimas horas son un claro ejemplo de ello, pero también lo son de el riesgo que entrañan.

Ante una moción de censura por parte de un grupo de diputados contra el Presidente del Gobierno es indudable que en la opinión pública y en la sociedad en general se generen debates más o menos interesantes y en otros casos carentes de todo sentido.

Lo que se ha percibido en los últimos días más bien ha sido un constante juego de intereses por parte de políticos, medios de comunicación y personas interesadas en dar una opinión asi como algunos buscando el titular más zafio y rastrero.

He llegado a leer que la última vez que el PSOE se hizo con la presidencia del Gobierno de España  mediante una moción de censura lo siguiente que vino fue la Guerra Civil. Esto es algo que en nada se ajusta a los hechos históricos ya que Manuel Azaña encabezando el Frente Popular se alzó con el poder tras ganar las elecciones y ser apoyado en las Cortes por el PSOE que se presentó de forma independiente. Esto es alog que escribe un periodista de Libertad Digital.

burrada

Hechos así constituyen un peligro para la convivencia digital y social ya que muchas personas tienden a utilizar sus redes sociales sin ser conscientes de que su mensaje por el mero hecho de ostentar cargos públicos o trabajar en medios de comunicación se les va a dar credibilidad aunque sean burdas mentiras como es el caso.

Desde la moción de censura instrumental que defendía Albert Rivera, algo que no existe en nuestro ordenamiento jurídico hasta incluso comentarios como que la moción de censura no era constitucional son otros de los mensajes que se han trasladado a la opinión pública.

Cada vez es más necesario que en España se forme desde las escuelas a los alumnos para que conozcan las normas básicas del Estado y es así como realmente se respetarán las instituciones, no abrazados a una bandera.

Más educación implicará menos regulación en el futuro, mientras tanto debemos ser capaces de extraer de la “circulación” digital y social aquellos mensajes que no son ciertos y corren riesgo de generar corrientes de opinión equivocadas precisamente para evitar sensacionalismos y reacciones en absoluto deseadas.

Anuncios

Cuando queriamos ser mayores

Hoy he vuelto a aquellos maravillosos años en los que tenia ilusión por ser mayor, cuando veía Barrio Sésamo, Campeones, cuando salía del cole a las 5 de la tarde…hoy volví a pasear por el barrio que me vió crecer y no pude evitar que el torrente de recuerdos vinieran a mi mente.

Desde la panadería de Emma, una señora tan entrañable como pequeñita que siempre tenia un bollito para mi, el kiosko de Serafin y Lorena donde compraba los cromos de la Liga, mi calle y los bares donde mi abuelo echaba la partida cuando venia a Oviedo, la tienda de Elena donde había de todo o la pescadería de Carmina con ese olor tan peculiar que tenia a pescado fresco, la tienda de chuches que vino después o la de Ramón, una tienda minúscula pero que también tenia de todo.

Pasear por esas calles que hoy aunque están peatonalizadas me siguen recordando a como eran antes especialmente los domingos de partido en el viejo Tartiere cuando el fútbol en Oviedo empezaba a mediodía en los alrededores.

Ver el colegio, el arenero donde acabábamos rebozados de arena en los cursos de Infantil, identificar las ventana de cada una de las aulas en las que estuve en EGB…

Recuerdos, un deja vú mágico, que siempre intento transformar en energía positiva para seguir adelante, en sonreir y decirle a la vida que por muy difícil que me lo ponga yo voy a superar cada reto.

PD: Esta historia se la debo a una persona a la que le digo que cuente conmigo siempre, que no pierda la esperanza y que siga alegrándome con su sonrisa en cada despedida en su portal.

38

En mi playlist de Canciones molonas en Spotify suenan los últimos acordes de “Años 80” de Los Piratas, una de mis canciones preferidas, quienes me conoceis sabeis de mi devoción por Iván Ferreiro y sus letras tan especiales pero con las que me identifico facilmente.

Que lejos queda ya aquel 6 de mayo de 1980 cuando “me dió” por nacer a eso de la hora del vermút. Uno mira hacia atrás y con la perspectiva de los años comprueba la de cosas que he vivido y sobre todo al mirar hacia delante se que aun me quedan muchas cosas por vivir.

Los compañeros de este viaje que es la vida han ido cambiando, no están todos los que al principio estaban, a algunos aún les recuerdo mucho, otros simplemente han pasado al olvido seguramente porque hicieron méritos para ello. En cambio hay nuevos acompañantes que antes no estaban, es algo lógico en el transcurrir de los años pero tanto unos como otros han ido dejando su huella en mi de un modo u otro. Como dice Dorian en “Los amigos que perdí” no deben dolernos quienes se han ido de nuestra vida por su propio interés, no eran buenos compañeros.

Cierto es que hay dos personas a las que rara vez les dedico unas palabras,tal vez por obvias tiendo a callarlas, sin embargo tienen todo el derecho del mundo a que todos sepais lo orgulloso que estoy de mi padre y de mi madre porque sin todo lo que ellos han luchado por mi yo no sería la persona que soy aun con mis errores y las decepciones que todo hijo causa a sus padres, tengo claro que si viviera mil veces, les querria siempre a ellos como padres, sin duda.

La familia es la que te toca y soy muy afortunado pero los amigos son los que uno escoge y aunque escasos son suficientes, son quienes estan a las duras y a las maduras, son aquellos con los que las horas parecen segundos hagas lo que hagas. Especiales son esas personas que pase lo que pase están aunque no nos veamos todo lo que quisieramos, son el reflejo de la teoria japonesa del hilo rojo, también hay quien pese a conocernos de siempre nos hemos acercado mucho de un tiempo a esta parte, la vida es así.

En un mundo cargado de postureo, falsas apariencias,…desnudar los sentimientos como estoy haciendo ahora es, según algunos, sinónimo de debilidad en cambio no hay mayor fortaleza que ser uno mismo y no dejarse influenciar por el que diran o el que pensaran que a menudo hacen que las personas tomen decisiones equivocadas solo por miedo a un entorno que suele ser ficticio en muchos casos.

A mis próximos 38 no les pido más que disfrutar de las personas a las que quiero cuanto más tiempo mejor, que aquellas que lleguen nuevas sean para sumar y jamás para restar porque sumando es como se avanza, como se alcanzan los objetivos y sobre todo como mejor se disfruta de este viaje llamado vida.

A mis 38 prefiero más momentos de tertulia que chats en Whatsapp, más momentos compartidos que “me gustas” en el Facebook, y muchas más fotos compartidas que likes en Instagram.

Sigo con el deseo de que algún dia se cruce una mirada con la mia, una sonrisa y tener la certeza de saber que es esa persona, quien sabe si ya la conozco, el destino a veces es caprichoso, en un mundo de perfección aun creo en el amor de lo imperfecto, donde alguien sepa ver más allá de lo que el resto de miradas quieren ver. Esa persona con la que irme “A cualquier otra parte” como hacen Maria Valverde y Daniel Bruhl en el videoclip de la canción de Dorian. Ir al ese “Sitio de Mi Recreo” que cantaría Antonio Vega.

Sin duda muchas cosas quiero seguir viviendo, muchas experiencias nuevas por compartir, por sentir y disfrutar por eso quiero que este texto no sea solo un repaso sentimental al pasado sino especialmente una mirada a un horizonte de futuro, de vida, de alegría y sobre todo donde ser uno mismo que es lo mejor que podemos ser. Con resiliencia y perseverancia todo llega.

PD: Esta historia continuará….dentro de un año.

 

 

 

 

De filias y fobias

Cada día que pasa de este mes de octubre que quedará para la historia más negra del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) voy teniendo más claro que aqui no se trata de opiniones políticas e ideológicas sino de fobias y filias.

Se que muchos leeran este artículo y rápidamente me encasillarán en un bando, lo respetaré, pero nada más lejos de mi intención sino que lo que pretendo es hacer una llamada a la reflexión personal de cada uno y que en conciencia con uno mismo considere si hay verdad o no en mis palabras.

Aprovecho para dejar claro que ayer no acudí a la Asamblea de la Agrupación Municipal Socialista de Oviedo (AMSO) por celebrarse en una sede preciosa pero con barreras arquitectónicas. No por ello deje de acercarme y pulsar el ambiente a la entrada de nuestra Casa del Pueblo, con aquello me bastó para prever lo que iba a suceder en el discurrir de la Asamblea Extraordinaria.

El PSOE lleva sin rumbo mucho tiempo, no es una situación originada en las últimas semanas, sin embargo ha sido creciente el ambiente de crispación generado tras la dimisión de Pedro Sánchez y la llegada de una gestora para regir el partido a nivel federal hasta la celebración de un nuevo Congreso.

Resulta sorprendente ver como en función de simpatías unos y otros se posicionan, especialmente cuando para ese posicionamiento el argumento más usado no es un argumento ideológico o político sino que, y es una impresión personal, muchos se mueven en función de que quien tome una iniciativa u otra les caiga bien o mal, asi de triste.

En el seno de una organización política el debate debe ser de ideas, ideas razonadas y argumentadas, no un debate en el que si no piensas como yo te abucheo y te insulto. Esto es lo que venimos percibiendo desde hace días no solo en la AMSO sino en otras Agrupaciones socialistas, solo esto debería hacernos lo mirar.

Más sorprendente es la celebración de determinados resultados en las votaciones de las Asambleas como si nuestro equipo de fútbol hubiera ganado la liga, cuando sin embargo ni siquiera nos planteamos las consecuencias que podría tener esa decisión, simplemente se llega a ella por el rechazo a la opinión del otro.

Personalmente tomé la iniciativa hace unos días de preguntar en mi perfil personal en Facebook una serie de preguntas para que los partidarios del “No es No” me respondieran con argumentos y de los muchos que ayer vi festejar que esa sea la opinión mayoritaria en la Asamblea de ayer -no entraré a considerar como fue la votación dado que me era imposible estar presente- tan solo un compañero de la AMSO me dió sus argumentos.

A veces creo que la militancia socialista mira mucho para dentro y poco para fuera, se toman decisiones en función de quien esta detrás pero no solo las ejecutivas miran para sí sino la militancia así lo hace. Hablo habitualmente con personas progresistas pero no militantes del PSOE aunque si lo han votado en alguna ocasión o siguen haciendolo y su opinión coincide en mayor medida con la encuesta que el domingo publicó el periódico EL PAÍS que con los resultados de las Asambleas.

Esto que puede ser paradójico, no hace más que reforzar mi idea de que en las Asambleas se vota más por filias y fobias que por el interés de que el PSOE mire de nuevo a los ciudadanos y ciudadanas, hacia los que más nos necesitan porque mientras sigamos mirandonos de reojo en las Casas del Pueblo otros seguirán tratando de ocupar el espacio que por historia y ejemplo de gobierno le corresponde al PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL.

Mirando a la casa ajena

Han pasado unas horas después del Comité Federal del PSOE en el que Pedro Sánchez dejó de ser Secretario General del Partido Socialista Obrero Español lo que conllevó la creación de una gestora que conducirá la gestión del Partido hasta el próximo Congreso. No pretendo analizar el Comité ni mi postura que ya la vengo reflejando por redes sociales y en alguna que otra entrada en este blog. Mi intención es comentar la facilidad con que desde muchos sectores pretenden dar lecciones a los socialistas de como debemos organizar nuestra casa.

Partiendo de la base de que el deplorable espectáculo dado ayer por parte del PSOE debe invitar a la reflexión por parte de todos, tanto militantes como altos cargos. Vivimos en un mundo en el que la información circula casi tan rápido como la luz y eso aunque algunos piensen que lo contrario, creo que es positivo, cuanta mayor claridad haya mucho mejor.

El PSOE es un partido que se rige por sus propios Estatutos y sus normativas. Resulta curioso como desde algunos sectores se pretende insinuar que son de otra manera, o simplmente interpretarlos al gusto. Las normas son meridianamente claras y no dan lugar a tantas dudas como se pretende hacer creer. Al menos yo me he leido los estatutos de mi partido y en ellos, para evitar dudas, se refleja claramente que su modificación solo puede darse en un Congreso Federal y por tanto de cara al próximo Congreso quien quiera cambios que los plantee pero del mismo modo estos Estatutos reflejan claramente que la elección de Secretario General se hara por voluntad de la militancia a razón de: un militante, un voto. Nada ni nadie va a usurpar ese derecho a la militancia como algunos insinuan desde anoche.

Lo mismo valdría para esa mania de considerar que la Gestora va a forzar una abstención del PSOE ante la investidura de Rajoy, como si el Comite Federal no pintase nada. Esta falacia expresada por el propio Pedro Sánchez en la víspera del Comité de ayer ha sido el mantra que aquellos que viven enrocados en el odio al PSOE se agarraron para pasarse el dia a las puertas de la sede socialista para insultar a unos y a otros, incluso a trabajadores del partido o a miembros del Comite Federal que sufrieron en sus carnes la barbarie etarra.

Es el momento en que se trabaje de puertas para adentro y sin espectáculos propios o ajenos y paso a paso se reconstruya un partido de 137 años de historia. Aquellos que disfrutan de la decadencia actual del PSOE que se acuerden de que muchas de las oportunidades educativas, la sanidad gratuita y muchos otros derechos a España los trajeron gobiernos socialistas, si SOCIALISTAS.

¿Cuándo en el PSOE algunos dejaron de soñar?

Tras un tiempo sin asomarme por esta bitácora los recientes acontecimientos internos en el PSOE no me permiten seguir callado ante lo que entiendo como un camino equivocado el que desde la ejecutiva federal y Pedro Sánchez como Secretario General han emprendido, un camino hacia el epitafio de 137 años de historia.

Tras el batacazo en Galicia y Euskadi hace tan solo dos días ni siquiera Valle-Inclán sería capaz de idear el esperpento que comenzó con una rueda de prensa de Cesar Luena en la que no se admitían preguntas, ni el PP en sus mejores tiempos lo hubiera hecho mejor, para culpar nuevamente al empedrado por los resultados electorales. Del mismo modo que hablar de campañas electorales en situaciones complicadas es un insulto a quienes durante años representaban al PSOE con orgullo pese a estar señalados por la diana de ETA.

Con todo esto lo que más me entristece es ver a compañeros de base que en su día apoyaron a la actual ejecutiva seguir al dictado lo expresado desde Ferraz sin la mínima capacidad de autocrítica y lo que es peor entender que el problema del PSOE lo somos quienes discrepamos del rumbo que lleva el partido.

No, me niego a considerarme un culpable por no estar en sintonía con Pedro Sánchez y su ejecutiva. Me niego porque considero que expresar una discrepancia no resta votos, al votante no militante eso no le interesa, lo que falla es la conexión con la gente. El partido no llega a la sociedad, a las clases trabajadoras, a los jóvenes…que buscan en otras alternativas su espacio electoral.

Negar lo anterior y percibir solo los errores en las opiniones internas me parece pueril y tener una mirada muy corta a la hora de valorar la realidad del PSOE ante su electorado.

Yo me afilie al PSOE porque creía y creo que es el mejor espacio para crear una España mejor, una España más igualitaria, una España del Bienestar. Desde que soy militante, allá por 2003 el PSOE ha impulsado leyes vitales como la del matrimonio igualitario o la de dependencia, entre otras. El PSOE nunca fue un partido conformista pero algunos hoy parece que si se han vuelto conformistas con tal de seguir ahí, en la poltrona y no reconocer sus errores propios.

Da la sensación de que desde la ejecutiva federal se prefiere jugar al empate, a ser los eternos segundones de un PP que pese a todas las sombras y realidades de corrupción sigue campando a sus anchas. ¿Por qué la ejecutiva se ha vuelto conformista y es incapaz de ver más allá de su ombligo?

La solución a los males del PSOE no pasa por un congreso exprés ni por unas terceras elecciones a ver si suena la flauta ni por intentar formar un gobierno sustentado únicamente por 85 diputados de 350 en los que dos socios imprescindibles tienen claro que se van a vetar entre si. El remedio a los males del PSOE pasa en aceptar la discrepancia como algo legítimo y respetable por parte de la militancia, por reflexionar si el camino seguido hasta ahora es el idóneo o si realmente el PSOE merece corregir su rumbo porque cada vez va a ser más tarde y más complicado virar a babor para volver a encontrarnos con aquellos a los que nunca debimos dejar de lado.

¿Y, por qué no?

Recién empezada la primavera de 1997 me dieron la oportunidad de participar en mi primer Campeonato de España de natación adaptada, fue en la piscina Paco Yoldi de San Sebastian/Donostia. Es un campeonato que recuerdo especialmente por varios motivos pero no son éstos los que me vienen a la cabeza.

Coincidencias o no, mi inmersión en la natación competitiva coincidió con los inicios de Teresa Perales, una zaragozana de pro que se ha ganado el respeto y admiración de todos con cada braza y con cada sonrisa.

Pronto destacó en su nuevo mundo y pronto llegaron los éxitos y reconocimientos que no vamos tampoco a enumerar pero que podeis consultar aquí.

El motivo por el que creo esta entrada no es otro que apoyar su Candidatura al Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2016, premio que ya mereció haber recibido en 2013 cuando quedó finalista.

Teresa es más que una nadadora, es un símbolo de superación, sacrificio y entrega. Son innumerables los reconocimientos que ha recibido y que seguirá recibiendo seguramente. Afortunadamente su éxito no se queda solo en las piscinas sino que es capaz de hacer llegar un mensaje positivo, cargado de energía para quienes en un momento creen que su mundo se ha detenido ante una situación complicada.

Creo firmemente que pocos galardonados encarnan con mayor firmeza los valores que defiende el Premio Princesa de Asturias de los deportes y por tanto sirva esta pequeña bitácora para sumar una voz más que grite ¿y, por qué no?

¡SUERTE TERESA!

Foto: teresaperales.es